domingo, 14 de noviembre de 2010

Ser el mejor no basta

      Este domingo se ha disputado la más emocionante carrera de Fórmula1 que se recuerde. Todo un país, aunque muchos no fueran seguidores de este deporte, ha estado frente al televisor pendiente de cuanto sucedía en ese lugar llamado Abu Dhabi, el cual muchos no sabemos señalar en el mapa; país de jeques árabes derrochando esplendor y riqueza por cada rincón de un circuito hecho a imagen y gloria de sus fortunas. Allí, digo, se personó lo más florido de la jet set, de la auténtica, no esa de chichinabo que...
 nos enseñan en la tele, sino esa a la que la mayoría de los humanos ni siquiera conocemos y que poseen unas fortunas tan inmensas que, creo, no sabríamos ni contar. Pero para los pobres mortales como nosotros eso no tenía la menor importancia, solo estábamos pendientes de nuestro piloto, ese señor llamado Fernando Alonso que, aunque una amplia mayoría de españoles califiquen de estúpido, antipático y demás, lo que nadie, y digo bien, absolutamente nadie (no solo de este país, sino del resto del mundo) puede dejar de reconocer es que es el mejor piloto del circo de la F1 en estos momentos.

      El resultado ha frustrado nuestras expectativas, ello no le quita, sin embargo, ni un ápice de mérito a lo realizado por el asturiano durante toda la temporada.
      Ha ganado el mejor coche pero no el mejor piloto. Magic ha demostrado, y con creces, que es muy superior en la conducción al resto de competidores y que, aun sin el mejor coche, ha obtenido el rendimiento suficiente como para poner contra las cuerdas a los Red Bull. Todo esto es lo que había hecho Alonso; llegar con todo más que a su favor para proclamarse campeón del mundo, aunque, lamentablemente todo lo que se suponía imprevisible a sucedido, y, a consecuencia, el título ha volado hasta tierras alemanas.Tal es así, que ha sido imposible preveer la salida del safety car al principio de carrera con la cantidad de escapatorias que tiene el circuito. Para colmo, Schumacher, va y se queda en medio de la pista siendo "planchado" por el coche de Liuzzi. Era toda una profecía las risas del heptacampeón camino de los boxes; ya se presagiaba que nada bueno iba a suceder. Dejó a Ferrari con la estrategia hecha añicos y sembrando la duda. La decisión que finalmente tomaron fue incorrecta, ya que decidieron ver en Weber el enemigo a batir y ello les hizo entrar a cambiar ruedas antes de lo previsto, originando así, el adiós al mundial.
     
      Algo positivo queda para la próxima temporada: si no teniendo el mejor coche de la parrilla ha sido subcampeón, que tiemblen todos si Ferrari es capaz de darle un coche campeón.

(Foto Google)

11 comentarios:

  1. A mi de todas formas me gusto mucho el GP de China donde se "engancho Hamilton".Veo que eres superfan de Alonso, pero pienso que de los veintitantos que corren, con buenos mimbres pueden hacer un cesto. Supongo que habras visto como tiraban hoy los Renault en un circuito aparente para ellos.

    Alonso tendra que batirse el cobre el año que viene si quiere llevarse el campeonato.

    En lo que si te doy la razón es que nunca hemos tenido un campeon como Alonso, y en el tenemos todas nuestras esperanzas puestas.

    Me pasare por este blog mas amenudo. Un saludo :)

    ResponderEliminar
  2. Sin tapujos, me gusta este blog.
    Una seguidora andará rondando por aquí ;)

    ResponderEliminar
  3. No soy aficionado a los coches estos, hará como uno 10 años que no había visto ninguna, pero hoy me puse a ver la carrera cuando iban –creo que en la vuelta 11 o 12-, y la verdad que creo que a nuestro compatriota le falto un poco de garra, lo vi que “atacaba” con fuerza a partir de la vuelta 50 y pienso que en las condiciones que estaba debería de haber atacado a partir de la vuelta 20, quizás entonces la final podría haber sido diferente.
    En fin otro año será.

    ResponderEliminar
  4. Yo soy más de Rossi pero aún así creo que Alonso merecia ganar,bueno en verdad,merece ganar cualquiera que no sea Hamilton ..

    ResponderEliminar
  5. No me voy a ganar muchos amigos así pero tengo que decirlo... Me cae fatal Fernando Alonso. Hala, ya queda dicho!!
    Un beso,

    ResponderEliminar
  6. Hola!leí tu comentario en mi blog.Muchas gracias por pasarte y por escribir unas palabras!..Yo también pasaré por el tuyo..Me gusta conocer blogs nuevos y el tuyo es de los que más sigo:de los que hablan de todo...Un saludo y me apunto la dirección

    ResponderEliminar
  7. Yo quería que ganase Fernando, y ha sido frustrante, para todos, los momentos en los que no podía ni acercarse a Petrov hoy... pero creo que hay alguien que se merecía más que Alonso el campeonato: Webber. Un tipo que ha dominado todo el año y que por culpa de su equipo y su preferencia por Vettel, ha perdido el campeonato, un campeonato que hubiera ganado hace varias carreras de no ser por esta situación.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Carmen como persona segun tengo entendido deja mucho que desear, pero como deportista es muy bueno, pero tienes todo el derecho del mundo a decir lo que piensas, por lo que respecta a mi al reves me gustan mas las personas sinceras y que dicen siempre lo que piensan que las personas que se callan y hacen lo que no deben.
    Saluditos

    ResponderEliminar
  9. Gracias po tu visita con invitación incluida, te dejo saludos y aprovecho de leerte, muacc

    ResponderEliminar
  10. Reconozco mi pasión por la F1, y me encanta ver como el Nano tira siempre hasta el final, dando lo mejor de sí mismo en cada carrera.
    Por cierto, Schumacher tampoco consiguió ganar en su primera temporada con Ferrari, pero después empalmó 5 seguidas...
    Y mis felicitaciones a Vettel, que también se lo ha currado, y a Webber, que se merecía también el título.
    Miles de besos como estrellas

    ResponderEliminar
  11. Vaya. que gran descripción de lo sucedido en aquellas lejanas tierras. Qué lástima que encontrara la entrada a final de mes, jaja. Ahora eso no pesa tanto y miramos hacia la próxima temporada.
    Al igual que nos comentas que no ha ganado el mejor piloto, ser el segundo con un coche como el Ferrari de Alonso, tiene bastante mérito. Lo "lógico" hubiera sido que Webber acabara por detrás de su compañero, ya que éste ganó el campeonato, pero no ha sido así, para lástima de Webber (grandísimo piloto, tenemos que admitir, y su equipo sólo ha hecho que le fueran mal las cosas, pero ya tenemos la experiencia del año 2007 para ver el favoritismo de algunos equipos).

    Muchas gracias por pasarte por mi blog. Me ha encantado la entrada (por una parte, claro, creo que entiendes por qué lo digo :P).

    Un besazo.

    ResponderEliminar