martes, 30 de noviembre de 2010

Recital de poesía en el Nou Camp

      Repaso. Baño. Lección. Esos son algunos de los calificativos que se pueden aplicar a lo ocurrido anoche en el Nou Camp.
      Ni el canguelo, ni el villarato, ni la pócima Mourinho ni nada de nada. El Barça de  los ocho campeones del mundo, de los seis títulos, del 2-6, del "filósofo" Guardiola, asestó otro duro golpe a un nuevo mega proyecto de Florentino Pérez. Se veía venir, se respiraba en el ambiente, pues al poco de empezar el encuentro Messi enviaba un balón al palo que anunciaba la tormenta de fútbol que ya se desataba. Y no tardó en materializarse esa superioridad: gol del culé más culé, del motor, del A.D.N.; gol de Humphrey Bogart, como el bueno de Andrés Montes rebautizó a Xavi, Xavi Hernández, por supuesto. Un gol tempranero que, sumado...
 ...al magnífico juego de toque desplegado en los primeros minutos, auguraba una noche histórica.
      Entre empujones, tarjetas y algún que otro silbido transcurría la contienda cuando llegó el segundo de los locales, esta vez a cargo del canario Pedro Rodríguez tras un rechace de Casillas.  El encuentro estaba donde menos imaginaba el más optimista: 2-0. Marcador con el que finalizó la primera parte para alivio del conjunto blanco.

      De la cerveza a las pipas y de las pipas a la cerveza se esperaba la segunda entrega, una segunda mitad en el que el Once de la Alegría mostrase algo más de lo que había ofrecido hasta el momento. Pero la mordiente, el toque, los goles, seguían cayendo del mismo lado y es que poco tardó Villa (hombre rechazado en su día por el presidente blanco), en establecer el tercero en una fría noche de Otoño que muchos tardarán en olvidar. 3-0 y no había hecho más que reanudarse la disputa.
      El hambre, las ganas, el deseo..., por contestar a Mourinho en el campo fue tal, que el monólogo discurría sin que a éste se le viese abandonar el banquillo para dar una sola instrucción a un Madrid completamente noqueado, sin rumbo. Y, claro,  tanto va el cántaro a la fuente que llegó el cuarto, la goleada, el doblete del Guaje. Un pase milimétrico desde larga distancia de Messi dejó al ex valencianista en un uno contra uno frente a Iker. Villa ajustaba cuentas con The Special One.
      Cánticos, "olas", sonrisas. El Pep Team empujaba todavía más a su rival a pesar de la enorme renta y el quinto pudo subir al electrónico si Bojan, que sustituyó a David, no hubiese tenido la mala fortuna de resbalar cuando se disponía a encarar al capitán de la selección española.
      En semejantes circunstancias,  la mente del aficionado barcelonista se retrotrajo al año 1.994, al nombre de Iván Iglesias y Koeman, a la cola de vaca de Romario, al cinco cero de la etapa Cruyff. Y quizá a fuerza de pensar en ello, se hizo realidad. Como no, fue un canterano quien dio la puntilla, quien convirtió en realidad la manita de la vergüenza. El gol de Jeffrén desató definitivamente al culé: gritos, euforia, abrazos e incluso lágrimas, en un partido para enmarcar, en un recital de poesía que devuelve el liderato de la liga a un equipo que, al menos en España, parece no tener rival todavía.

      El Sietemesino
      Foto (Google)

11 comentarios:

  1. Hay que joderse que Xavi todavía no tenga el balón de oro !!
    Gran post.

    ResponderEliminar
  2. Fue maravilloso, normal, son media selección más Messi, un saludo :-)

    ResponderEliminar
  3. Yo soy de las que ayer sufrió algo en el partido, pero bueno, nada hay que decir cuando no es posible refutar un buen juego y un merecido resultado....

    ResponderEliminar
  4. No vi el partido, pero sí escuché dpomentarios, vi algo en la sexta después del encuentro y leí esta mañana los periódicos. El Barcelona C.F duio una lección de buen juego, cosa que no hizo el Real Madrid. Y lo dice uno que es del Teruel Club de Futbol, que está entre Madrid y Barcelona.

    ¡¡¡Felicidades a los culés; mi sentido pésame a los blancos!!!

    Francisco Rivero

    ResponderEliminar
  5. Hola, muchas gracias por comentar en mi blog, el tuyo también me gusta mucho y me parece muy interesante :)
    Aunque ayer sufrí con el partido he de reconocer que el Barcelona jugó muy bien y se merecían ganar.
    Un saludo :)

    ResponderEliminar
  6. Ayer fuimos lo mejores... eso nadie lo puede dudar!
    Un beso,

    ResponderEliminar
  7. Hola
    El Barça dio una lección de fútbol y ética.
    Saludos

    ResponderEliminar
  8. Muy buenos tus artículos en el blog. Gracias por visitar el mío www.futbolintenso.com y seguirme en twitter @Futbolintenso Saludos

    ResponderEliminar
  9. Hola!!gracias por pasarte por mi blog y dejar tu comentario!Tu blog también está muy bien,muy currado.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  10. Muy buena entrada..¡¡¡ Gracias por pasarte por mi blog..¡¡¡ = )

    ResponderEliminar
  11. HOLAAAAA!!!!!!

    Me encantó la bofetada de humildad y sabiduría del barcelona al Moudrid!!!


    5-0 ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ 5 !!!!!!!!!

    ResponderEliminar