domingo, 7 de noviembre de 2010

El rey del mambo

El Papa Benedicto XVI ha decidido coger los bártulos y darse una gira por la geografía española. Ataviado con las protocolarias e impolutas prendas blancas (¿será por aquello de que disimula mejor las manchas de esperma?), Ratzinger Zeta, como le llama un conocido, ha recorrido varios puntos de la desnutrida España al grito de "Sí, sí, sí, el Papa ya está aquí".Muchos son los "fieles hardcore", esa gente
 anti porros, anti alcohol, anti juego, anti sexo prematrimonial, anti condones, anti bodas gays, anti laicos,...
 anti todo, que se han concentrado con varias horas de antelación (en el caso de algunos han sido días), para ver a la mega estrella del cristianismo un poco más cerca que de costumbre. Ese líder espiritual con pasado nazi, que no duda en tirar de silencios cuando se le pregunta con respecto a los casos de pedofilia protagonizados por empleados de su empresa, y cuyo éxito no le ha hecho perder en absoluto la cabeza (¿o acaso se ha dignado a reducir el presupuesto de la visita?), ese líder, digo, sigue dando muestras de humilde generosidad allá por donde va. Una de ellas y la más reciente, la de saludar antes de lo previsto ¡y durante varios minutos! a la concurrencia de fans que, en plena enajenación, enajenación cristiana, por lo tanto lícita y de lo más normal, ha gritado, propinado algún que otro codazo y agitado banderas nacionales (sin el águila, a pesar de muchos), bajo el balcón cuyas celosías han tenido el privilegio de rozar, se entiende que castamente, la túnica Papal.

Tampoco ha faltado, claro, el ángelus, las bendiciones, alguna que otra sentencia para la posteridad tipo "laicismo agresivo, los ocultos orgasmos pecaminosos y, como no, las millonarias medidas de seguridad y "otros gastos" que requiere una visita de este calibre para un país en el que, cada día más, la gente tiene que buscarse la vida en los contenedores.

En resumidas cuentas, nada que no se pueda curar con un par de salves. ¡Hay que joderse..!
Foto (Google)

El Sietemesino

6 comentarios:

  1. Muy buena vuestra visión de dicha visita, que ha llenado los telediarios. Me gusta esta forma de crónica de actualidad, seguid asi. Felicidades

    ResponderEliminar
  2. Hola amigos, gracias por vuestras bellas palabras, un lujo segurios para eso he regresado...pasar buena tarde...gracias, besos.

    ResponderEliminar
  3. Yo lo veo como un señor que ha escondido delitos, y por tanto es un cómplice de a saber cuántos de ellos. A este señor no se le juzga, se le trata como a Dios.
    ¡Hay que joderse!

    ResponderEliminar
  4. Jajajajajaa! ¡Qué buenoooooo! Me voy a hacer fan vuestra, por cierto, yo le llamo Venenito 16
    Besotes

    ResponderEliminar
  5. A pesar de los Angelus y las bendiciones ....carga sobre su conciencia terribles delitos : Encubridor de genocidas y pederastas.
    Con un par de Salves....Mmmmmmm.....No creo que pueda ocultar lo que está a vista.

    ResponderEliminar
  6. Irreverente pero sincero, cada loco con su historia! éxitos! y gracias por visitar mi blog ;)

    ResponderEliminar